Es un hecho que cada vez más personas son usuarias de páginas web o establecimientos donde se participa en juegos de azar o apuestas, y por eso en nuestro país se ha visto la necesidad de regularizar este tipo de actividades.

El protagonismo que está cobrando el juego en España es innegable, siendo cada vez mayor el número de establecimientos que se han abierto al público en los últimos años.

Ciertas modalidades del juego han formado parte del ambiente lúdico desde siempre, pero la digitalización del juego genera nuevos riesgos que afectan no solo a la población menor sino también a la población adulta. En el juego presencial, las modalidades están muy repartidas entre casinos, bingos y apuestas. Sin embargo, en el juego online, la mitad son apuestas, y menos bingo y loterías que, por lo general, fomentan menos la ludopatía.

Es cuando estas nuevas plataformas de juego online salen a la luz cuando el legislador español decide que es necesario encontrar una regulación que se adapte al estado actual del juego, que se adecúe a las necesidades de los usuarios y que ante todo los proteja cuando se dirijan a plataformas electrónicas o informáticas.

En España el “juego” abarca una serie de actividades, entre las cuales pueden mencionarse como las comunes las siguientes:

– Lotería
– Rifas y concursos
– Juegos de carácter ocasional o esporádico
– Actividades que tienen lugar fuera del país

Ya en el 2011 se creó la Dirección General de Ordenación del Juego, inmersa en el Ministerio de Hacienda y cuyo cometido consistía en la gestión y recolecta de las tasas por la gestión administrativa del juego, así como de cerrar establecimientos cuando no se observase de forma correcta la normativa.

Así mismo, el contenido de la Ley 13/2011, reguladora del juego, conoce de los requisitos y restricciones necesarios para publicitar estas actividades. Lo que se busca mediante la regulación de la publicidad orientada a los jugadores, es proteger a los consumidores, sobre todo menores de edad y personas consideradas vulnerables.

Por otro lado, controlar la extensión de las casas de apuestas y regular esta publicidad es uno de los retos a los que deberá hacer frente legislador, que debería aprobar una regulación de la publicidad de los juegos de azar y apuestas ‘online’ que contemple entre sus medidas criterios homogéneos con las comunidades autónomas para evitar que los locales de apuestas puedan abrir antes de un horario tardío y que limiten su proximidad a centros escolares.

El equipo de Casas Asin les desea un feliz comienzo de año 2020, encontrándose a su disposición para cualquier consulta o cuestión.