Marca Tridimensional. ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Junio 2019


Compartir en las redes sociales
Facebook Twitter Google + LinkedIn


El uso y la protección de las formas tridimensionales como marca es un activo intangible que las empresas deben de tener muy en cuenta en el mercado frente a la competencia.

A lo largo de este artículo, vamos a analizar la figura de la marca tridimensional y a hacer una pequeña comparación con el dibujo o modelo industrial, ya que son dos modalidades registrales que debido a su similitud pueden causar error fácilmente.

Antes de comenzar la explicación sobre qué es una marca tridimensional y para qué sirve, debemos recordar que “se entiende por marca todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras”, y que dentro de los tipos de marca existentes, se encuentra la marca tridimensional que son “las formas tridimensionales entre las que se incluyen los envoltorios, los envases y la forma del producto o de su presentación.”

La marca tridimensional es aquella que protege la forma de los productos y facilita la distinción de éstos con otros que hayan sido creados por empresas competidoras en el mercado. De esta forma, los consumidores tienen mayor capacidad para reconocer los productos de una determinada marca y diferenciarlos a simple vista de otras marcas que ofrezcan productos similares cuando los vean expuestos en los establecimientos.

La función diferenciadora que ejerce el registro de este tipo de marcas, consiste en que el aspecto tridimensional de la marca es suficientemente distintivo como para que se identifique la empresa que lo ofrece, se llegue a  diferenciar de otros de su misma clase y se evite el riesgo de confusión en el consumidor.

Las empresas tienen que tener muy en cuenta a la marca tridimensional y darle gran importancia porque la mayoría de los consumidores cuando tienen que elegir un producto, se guían simplemente por la apariencia externa del artículo que necesitan, sin pararse a analizar las características que tiene.
Por eso, las marcas tridimensionales ofrecen una gran competitividad porque que el producto se asocia inmediatamente a las empresas que lo comercializan.

Para entender mejor la marca tridimensional vamos a ver una serie de productos que están registrados según este tipo.
Unos de los ejemplos más reconocidos son el envase de Toblerone o la botella de Coca-Cola, que con el simple hecho de ver la forma del producto ya sabemos reconocer cual es la marca que los comercializa:

                                                                                                      
                                               


Otros ejemplos de marcas tridimensionales:

-  Botella de J.P. Chenet Cabernet Sauvignon:           

                                             




- Guitarra Taylor:


- Anilla Red Bull:



Existen una serie de requisitos que hay que tener en cuenta para que la marca tridimensional pueda ser registrada, la marca no puede tener la forma de un producto de uso común, ni la forma usual y corriente de los productos protegidos o la que le es impuesta por la naturaleza del producto o su función industrial.

Aparte de los requisitos mencionados anteriormente, también hay una serie de impedimentos legales como pueden ser las formas descriptivas, la existencia de registros o solicitudes previas semejantes que puedan ocasionar confusión, las formas tridimensionales animadas o cambiantes, las que induzcan a error o engañen al consumidor.

El registro de una marca tridimensional tiene muchas ventajas para las empresas que ostentan su titularidad, como son la protección del valor de la marca, la creación de un activo intangible, la defensa de la marca frente a marcas rivales, la definición de los derechos que tiene la empresa y evitar la falsificación y el fraude.

El derecho que se obtiene con el registro de la marca tridimensional tiene una duración de 10 años siendo renovable por períodos iguales de modo indefinido.

No debemos confundir la marca tridimensional con los dibujos y modelos industriales, aunque puedan ser modalidades registrales similares.
Cabe señalar que los dibujos y modelos industriales son “la apariencia de la totalidad o de una parte de un producto, que se deriva de las características especiales de, en particular, línea, configuración, color, forma, textura o material del producto en sí o se su ornamentación.”

Uno de los requisitos que hay que cumplir para registrar un dibujo o modelo industrial y que establece una diferencia con el registro de una marca tridimensional, es que, en el caso del dibujo o modelo industrial se les exige novedad y originalidad. La evaluación de la novedad y la originalidad varía según el país donde se quiera registrar, pero por lo general se considera que un dibujo o modelo industrial es nuevo si no ha sido divulgado previamente al público, y puede considerarse original si difiere significativamente de dibujos o modelos industriales conocidos o de combinaciones características de dibujos o modelos industriales conocidos.

Otra diferencia es que los dibujos y modelos industriales no se asocian a un signo distintivo como un color característico o combinación de colores, a un logotipo, o a una denominación que los diferencie de sus competidores, como en cambio sí sucede con la marca tridimensional.

Aparte, hay otra diferencia destacable que es que el registro de los dibujos y modelos industriales tiene una duración de un máximo de 25 años prorrogables cada 5 desde el momento de la solicitud, y las marcas tridimensionales, como hemos explicado anteriormente, se renuevan cada 10 años y no tienen limitación temporal alguna.

Tenemos que tener en cuenta que las marcas tridimensionales protegen el carácter distintivo del signo que identifican frente a otros existentes, y los dibujos y modelos industriales protegen la novedad y el carácter singular de los objetos en sí mismos.

A pesar de las diferencias que existen entre estas dos figuras registrales, es posible registrar una misma forma tridimensional como marca tridimensional y dibujo o modelo industrial a la vez, pero siempre que se cumplan los requisitos que se exigen para cada tipo de protección.

Si estás pensando en registrar tu marca, desde Casas Asin te ofrecemos el servicio de registro de marca, así como un asesoramiento completo sobre el procedimiento a seguir, para conseguir la mejor protección adaptada a las circunstancias de cada marca.





ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES

 

 

 

 

 

 

©2019 Casas Asin S.L. Todos los derechos reservados