abogados especialistas en patentes y marcas

Es un caso sonado en las últimas semanas y está de actualidad. Thermomix, marca del grupo Vorwerk ha tenido una gran guerra en contra de Monsieur Cuisine, el robot de cocina de Lidl, al que acusaban de plagio. Como abogados expertos en patentes y marcas hablamos hoy del resultado de este pulso que Thermomix ha acabado ganando.

Un tribunal de Barcelona ha dado la razón al grupo Vorwerk y ha ordenado a la cadena de supermercados alemana retirar todos los ejemplares de Monsieur Cuisine de sus supermercados. La patente ha sido violada, pero, ¿cómo lo han demostrado? Hoy analizamos este caso en el blog de nuestro equipo de abogados expertos en patentes y marcas.

La clave en el resultado de la decisión final sobre ese contencioso está en la consideración por parte de la sentencia que la Thermomix es considerada una nueva invención, ya que hasta el momento de su lanzamiento, no se planteaba ni la posibilidad de que una máquina de cocina tuviese las capacidades de pesar alimentos en un recipiente o vaso de agitación con independencia del estado del interruptor. Las declaraciones de los peritos encargados de valorar si esta patente tenía aspectos novedosos han estado durante un largo tiempo analizando la maquinaria y las funciones de este sistema. Uno de los expertos en esta temática que ha estado integrado en el equipo de decisión fue tajante en sus declaraciones, en la resolución, “no habría llegado a la invención” por sí mismo, “pues no hubiera encontrado siquiera la motivación para hacerlo”.

Como abogados expertos en patentes y marcas ya tenemos la constancia directa de que la patente española de Vorwerk es válida debido a que cumple los requisitos exigidos de ‘Novedad’, ‘Actividad inventiva’ y ‘aplicación industrial’. En cambio, si hablamos de la máquina Monsieur Cuisine, es un elemento que literalmente reproduce algunas características propias de la Thermomix incurriendo en el delito de realizar actos de explotación de otra invención

abogados especialistas en patentes y marcas

Monsieur Cuisine (Lidl)

Además, la sentencia deja claro que Lidl debe “cesar en la importación, almacenamiento, ofrecimiento y comercialización” de su máquina, así como “retirar del mercado todos los ejemplares en su poder y en el de sus distribuidores”, e incluso la publicidad.

La demostración del plagio requiere una serie de pasos que se han cumplido a rajatabla, y se han basado en la capacidad de innovación que la máquina Thermomix tuvo desde su lanzamiento, una vez tu patente queda registrada, la posibilidad de plagio debe reducirse. La base de esta defensa se centró en la posibilidad de pesar mientras se cocinaba, algo nunca antes reproducido por ningún robot de cocina, y que más allá de su dificultad técnica, se convirtió en algo novedoso que previamente ni se deseaba, como manifestaba el propio representante pericial de Vorwerk.

Como abogados especialistas en patentes y marcas estamos siempre al tanto de todo el mundo que gira en torno a esta temática para absorber información que pueda servirnos de ejemplo para nuestro propio trabajo en defensa de todos los clientes que confían en nosotros.